Oktoberfest

La Oktoberfest no es sólo una fiesta de la cerveza sin más, es una celebración con una gran tradición, una historia y unas reglas.
Es la fiesta por excelencia en Alemania y sobretodo en Múnich, donde tradicionalmente se celebra dicha fiesta en el Prado de Teresa. La historia  se remonta a principios del siglo XIX, cuando el príncipe Luis I de Baviera y la princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen se casan  en el Prado. Desde entonces es tradición comenzar el primer sábado después del 15 de septiembre con la fiesta que dura entre 16 y 18 días. Unas celebraciones basadas en la cerveza y gastronomía de la zona.
Se montan unas espectaculares carpas donde se da la bienvenida a todo el que quiere disfrutar de la fiesta. La gastronomía a disfrutar esos días es fundamentalmente los codillos y la salchicha alemana, acompañada de pretzel y por supuesto cerveza. Pero no una cerveza cualquiera, la cerveza ha de estar elaborada en el término municipal de la ciudad (hay seis fábricas diferentes) y han de tener una graduación de 6º y sólo estar elaboradas con agua, cebada y lúpulo.
oktoberfest_1

No es obligatorio vestir con el traje típico regional bávaro, pero si se desea, hay que saber por ejemplo que la mujer lleva el delantal atado hacia la izquierda si esta soltera, mientras que al llevarlo atado a la derecha indica “estoy comprometida”.
trajes_tipicos
Como datos curiosos los siguientes:
-Se sirven unos 15 millones de pintas de cerveza.
-Más de 300.000 salchichas de cerdo
-Más de 350.000 piernas de cerdo
-Se recibe a más de 6 millones de turistas
Y por supuesto se ha convertido en una fiesta relevante a nivel mundial y un referente para los amantes de la buena cerveza.
Prost!!